Nano Stern

Y ahí estaba yo, sentada en una charla de sobremesa con algunos amigos donde los temas habían pasado de la situación política que se vive en Venezuela, los desaparecidos en México y los refugiados en Europa. Justo cuando la plática comenzaba a ponerse tensa, y se ponía a discusión la capacidad del hombre para manejar el poder, llamó mi atención el sonido contundente que comenzó a fluir por las bocinas del lugar, “yo conozco esa canción” dije, en un intento de adivinar las primeras notas.

Con las cuerdas muy presentes comenzaron a fluir frases que enmarcaban perfectamente la charla.

Soy un ser pequeño, parte de las cosas y vivo en un puntito azul/ voy a la deriva, gira que te gira, en torno a un punto de luz/ en un mundo grande, lleno de vacío, donde hay calor, también frío/ en donde hay sombras y luz…

Sí, fue justamente el tema Ser Pequeño del último material del chileno Nano Stern, titulado Mil 500 Vueltas (2015), que llegó a calmar los ánimos, al tiempo que contribuyó a la reflexión.

Al concluir la reunión era imposible no llegar a casa y poner un par de veces el disco completo de Nano para reencontrarme con una voz crítica, bohemia, política, sarcástica y a la vez fresca.

A la fecha, Nano Stern acumula cinco producciones de estudio: Nano Stern (2006), Voy y Vuelvo (2008), Los Espejos (2009), Las Torres de Sal (2011), Mil 500 Vueltas (2015), más un disco de covers del folclor latinoamericano, La Cosecha (2013) y dos DVD en vivo, En Casa (2010) y San Diego 850 (2014).

Esta semana mi propuesta es reencontrarnos con la música del chileno Nano Stern, quien además está conmemorando 10 años de actividad musical con una gira por Europa y países de Latinoamérica.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *