Doherty & Wolfman: Música y poesía

Ya había escrito antes un poco sobre Pete Doherty como vocalista de The Libertines y los Babyshambles, pero nunca sobre él como individuo, artista, poeta.

(NOTA: A partir de hoy la comunicadora, artista y escritora Marichelo Aboytes se integra como colaboradora de esta plataforma. Es editora del sitio Chuntata Music, responsable de booking & media de Show On – Gig, apasionada por las letras, y el arte, quien quincenalmente hará una reflexión sobre la relación entre música y literatura . Nuestro agradecimiento por esta incorporación)

La breve investigación que realicé para este blog me fue de lo más divertida, interesante y bizarra, a veces un poco densa, cosa que me encanta, pero sobre todo, extensa; hay tanto material sobre Doherty en las redes, en libros y hasta en bares y pláticas con seguidores de su música que lo que puedo opinar es: que es prácticamente imposible terminar de saber lo suficiente sobre él en algún momento.

Existe el Pete compositor, el pintor, el actor (en el 2012 dio vida al poeta Alfred Musset en la adaptación cinematográfica de la novela autobiográfica del artista, titulada La Confession d’un Enfant du Siècle), el intérprete y compositor/poeta.

Pero por ahora me concentraré en uno de sus proyectos y colaboraciones. En el que incluye a otro artista, Peter Randall, mejor conocido como Peter Wolfe, o Wolfman. Un poco más adelante lo platico.

Primero tenemos que saber que Doherty es un talentoso de las palabras, que ha ganado varios concursos de poesía desde pequeño y que incluso ha llegado a vender letras de canciones para sustentarse los vicios. “Sus rimas son atinadas y su prosa, deliciosa” – Son palabras tomadas de uno de los documentales sobre Pete.

En sus diarios, se puede ver el ritmo de vida que llevaba con objetos que pegaba en ellos como fotos, cigarrillos, papel celofán, artículos de revistas y periódicos sobre él que le gustaban, mensajes y números de teléfono de chicas a las que había conocido la noche anterior; letras de canciones, cartas o letras de algún amigo y/o músico, entre muchos otros detalles que denotan la creatividad y mente remolino del artista.

También, como dato curioso, sabemos de la exposición que realizó en 2008 en la Chappe Galery de París, cuya “pintura” utilizada en los cuadros era nada más y nada menos que su propia sangre. En internet hay varias imágenes de las obras, las cuales incluyen agujas, jeringas, cucharas y otros artículos más “to get high”.

Por mi parte podría decir que Doherty es un ser etéreo que a veces juega a ser sólido, y lo mejor es que lo entiendo, este viaje entre sus historias, letras e imágenes me hizo sentir identificada de muchas formas, estoy segura de que a muchos les pasa lo mismo. Es por algo que Peter, como otros le dicen también, tiene mucho más aliados que enemigos. En palabras de Wolfe: “Peter a veces puede ser detestable pero muchas otras es muy cariñoso y amable.”

Recuerdo haber leído en uno de sus diarios el artículo que una chica escribió para algún periódico en los 2000 (ni la fecha, nombre del periódico o la chica venían incluidos en el recorte), que contaba una experiencia que tuvo con Doherty. Es una reportera que platica cómo desde que llegó al hotel por él, salió completamente “tocado”, le ofreció un trago de su pachita y en menos de media hora, mientras ella iba manejando, “le plantó un beso de la nada” y le pidió que fuera su novia pues, en palabras del propio Doherty, “nunca había tenido una novia formal” (¿?). El artículo termina con un riña en un bar, de la que Pete se escabulló sin que nadie se diera cuenta para concluir con la grabación de alguna de sus canciones en un estudio de Londres.

El punto es, que Peter Doherty es una miscelánea, un estuche de monerías, una caja de Pandora, you name it, es, sin duda, alguien con quien me gustaría cotorrear, intercambiar una que otra idea (si es que es posible, dependiendo del estado en el que esté) e irme de fiesta.

Volviendo al tema principal entonces, los dos Peters decidieron re grabar la canción For Lovers, que era un poema hecho canción escrito por Wolfman a mediados de los 90 pero que había pasado desapercibido.

Wolfman, es un músico y poeta que no tuvo mucho revuelo en sus épocas como compositor e intérprete, publicó un libro de poemas y una historia corta en 1998 titulado Pornografika y no fue sino hasta Febrero del 2001 que llamó la atención al salir el documental “The Greatest Unknown Rock ‘n’ Roll Star“ que sería algo así como “El Mayor y Magnífico Rock Star Desconocido”, que hablaba sobre su vida y carrera.

Poco después de eso, conoció a Doherty en el área de Islington y acordaron hacer un remake de For Lovers, canción de Wolfman escrita a mediados de los 90 cuyo demo, como había dicho antes, había pasado desapercibido pero cuya letra, ahora editada por Pete Doherty, y música valían bastante la pena, y fue así como este éxito se disparó en el 2003 llegando al #7 en el UK Singles Chart.

For Lovers es una canción tranquila, se podría decir que romanticona (no me gusta nada este “término” pero no encontré otro), una balada un poco al estilo brit-rock pero con la voz del señor del post punk-revival, como él define su estilo siempre.

Así pues y ya para cerrar, les comparto con gusto una de las pocas presentaciones en vivo de esta canción con los dos músicos juntos, así como una de mis partes favoritas de la letra.

Enjoy!

“I’m Running Away With You
From Yesterday’s News
Let’s Leave It All Behind
Help Me Back To My Mind
I’ve Paid The Penalty
Your The Jailer Rattling The Key
But The Key Is Mine
I Keep A Spare One Every Time”

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *