Un vuelco a la imaginación con Tesla Pox

Hay música que despierta la imaginación, que permite crear historias, personajes, paisajes y – además – la disfruta el oído. Eso es lo que ha logrado en mí la propuesta del cuarteto tapatío Tesla Pox, un proyecto totalmente independiente que se mueve entre el post-rock y el ambient con tintes de música clásica.

David Gavaldón, Eduardo Field, Adán Madrigal y Aralim Figueroa, fusionan la potencia de la batería y la distorsión de las guitarras, mientras las visten sutilmente con las cuerdas del violín y la viola; la voz no es protagonista, de hecho sólo en momentos algunos susurros se hacen presentes.

Los integrantes de Tesla Pox saben que la música puede enriquecer casi cualquier otro tipo de arte, es por eso, que además de sus composiciones, trabajaron en un proyecto que integra dibujo, literatura y música en coordinación con un grupo de creativos al que han llamado Demasiado Somníferos, un audio libro ilustrado que ya está en línea y que próximamente estará disponible en físico, todo hecho de manera independiente y artesanal.

Su nombre es un interesante juego de palabras: TESLA es en referencia al inventor de la bobina de Tesla, un mecanismo para transmitir energía sin necesidad de cables, y POX es una bebida tradicional del sur de México que tiene propiedades curativas y mágicas según las creencias, por lo que – con el nombre – permiten interpretar que son una agrupación que busca conectar con su público y crear un ambiente mágico, de fiesta y disfrute.

Este cuarteto tapatío es, desde mi punto de vista, un proyecto conceptual donde la improvisación es el motor de la magia creativa, al tiempo que es un disfrute para el oído.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *